Amanda “Alfombra mágica” (2002)

Posted on Actualizado enn

Amanda – “Alfombra mágica”

alfombra magica

Siempre es bueno rescatar aquellas obras que marcaron un momento. Para los memoriosos, Amanda fue aquel grupo que amalgamaba el funk y la música disco con gran potencia en vivo y en cuyos recitales no escatimaban para entregar buenas producciones. Liderado por el cantante y tecladista Luis Gómez Salas y secundado por una alineación de lujo (Peca Vallejo, Juanjo Cudmani y Leandro Diaz Romero) el grupo presentaba  13 canciones propias en su segundo disco.  Editado allá por el 2002, continuaba la propuesta de su predecesor, “Amanda”,  y ya desde la tapa era sugerente en sensualidad.

Justamente el homónimo primer tema es la quintaescencia del groove de raíz negra: un inicio con voz grave, una orquestación magistral y una lírica en función del contenido global (“…cómo no vas a salir conmigo/ esta noche…”). El tema siguiente, “La noche está cayendo” acomoda una base más soul (las influencias de Funkadelics o Prince son notables), con importantes aportes del sintetizador. “El vino de los amantes” con su estribillo pegadizo es una brillante canción pop, sin dudas la perla del disco (párrafo aparte para el solo de guitarra, con sabor blusero). “Me levanté” es una oda a la autosuperación, que retoma el sonido funk en su base rítmica. “Espejo” es una melancólica balada mid-tempo que contiene una de sus letras más inspiradas:  ”…cada instante que tu voz/el astronauta me hace arder/las estrellas me echarán de menos…/ Y será el amor / o será el dolor / el que impulse a nacer de nuevo…”, incluyendo un solo de piano. En “Si te vas” el despecho toma forma de canción, incorporando percusión, vientos y un solo de guitarra con desvaríos  jazzeros. Luego de una intro de bronces, suena el ultradisco ritmo de “La fiesta”: “…y todos sabemos quiénes somos / y si nos abandonáramos/ ese es el problema…” parece hecho a medida de Tucumán. “Sin disfraz” baja un cambio, e incluye pianos eléctricos y teclados vintage para colorear su sabor a disco setentero. “El mar” es otra sublime balada, en este caso sobre el dolor de una pérdida. “Tu amor” retoma el ímpetu del Groove, invitando a bailar (recuerda bastante a Stevie Wonder) e incluyendo un solo bastante rockero. En el tema siguiente, “La pasión”, Amanda coquetea con el jazz, el reggae y la canción pop, luciendo una trompeta con sordina como un trasnochado Chet Baker. Sorprende el inicio de “Tus labios “, con un estilo latin jazz muy “santanesco” que incluye zapada de piano, tumbadoras y timbal. Finalmente culmina el viaje en esta alfombra  “Quiero dormir”, cargado de erotismo y nocturnidad.

La producción es de primerísima línea, cada uno de los músicos descollando en su instrumento. Y aunque se trata del fin de un período, Amanda demuestra con “La alfombra mágica” sobrada madurez, tanto musical como grupal que hace añorar los viejos (buenos) tiempos. Luego vendrían los proyectos solistas de Luis Gómez Salas, las incursiones de Leandro Díaz Romero junto a su hermano Sebastián en “José Miel” y los incontables proyectos de Peca Vallejo, pero eso formaría parte de otra historia.

Mis favoritos: “El vino de los amantes” y “Espejos”

Escuchalo aquí: 

Nota: el listado de temas que figura en el enlace de YouTube no coincide exactamente con el audio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s