Editorial

Posted on Actualizado enn

La música , los músicos , las épocas

Pensar a la música y a sus autores en relación a la época en que está inserta es interesante porque permite abordar el cómo y el porqué de la propuesta musical. El rock como resultado del surgimiento de una cultura joven contra el stablishment en los años 60 y 70 es un ejemplo, el punk como reafirmación de la rebeldía , y el pop y la vanguardia podrían ser sujetos de análisis sociológicos varios.

Aquí en Tucumán siempre reflejó el sentir de quienes la elaboraron , del clima que se vivía , de sus vivencias y lugares. En pleno neoliberalismo en los 90 la mítica 448 denunciaba al régimen y a Bussi (gobernador de la provincia) con “Torturador”, y Los Chicles invitaban a la anarquía con “Que se pudra Tucumán”. Los peces gordos pintaban su barrio en la letra del “Blues del barrio Oeste II” y Karma Sudaka lideraba una movida tucumana llena de talentos.

Ahora, los fines de la década (año 2019) encuentran al país sumido en una nueva crisis económica , agravada por el sentir del aumento del delito y la inseguridad. La música entonces se convierte en una salida , una respuesta y una resistencia , un decir de jóvenes (y no tanto) ante la injusticia y aquello que está mal. El fenómeno de internet potencia las posibilidades de expresión (videos, podcasts , discos online) y difusión de los artistas. Se da el surgimiento de bandas con mujeres : Las Musicletas , Macumbias , Corumbá entre otras se convierten en toda una expresión política . Skaraway , Vampiro Indio , y otras dicen y tocan temas que son directamente activistas o en eventos de causas sociales.

La deuda es siempre de los de arriba ,(porque bandas y artistas sobran): faltan lugares adecuados, tanto estatales y privados. Los músicos tucumanos solo tienen cabida una vez al año , en el Septiembre Musical, y son pocos. Lo mismo sucede en el Julio Cultural de U.N.T., donde siempre el privilegio lo tienen los músicos de afuera. La crisis limita con sus impuestos y costos de mantenimiento al funcionamiento de locales y a la capacidad de las bandas de autogestión.

Pero la música está ahí , pujante, y la escena prolífica. Siempre que haya alguien dispuesto a dejarse llevar por una canción, un recital, un estruendo de guitarras o batería, habrá magia , deseo. Y la música continuará.

Esta revista pretende mostrar a los músicos y sus canciones pero también conocer sus vivencias , las letras , saber cómo y porqué hacen lo que hacen.

Están invitadísimos a sumar y participar.

Saludos burbujeantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s